7/3/08

Les causes del TDAH són desconegudes

Resumit de: http://www.blogoteca.com/lecturasdetdah

Recientes investigaciones permiten sostener que que el problema del niño hiperactivo es un problema de temperamento. Existen diferencias temperamentales entre un recién nacido hiperactivo y otros niños. Es posible que el origen de estas diferencias temperamentales venga condicionado por los niveles bioquímicos del sistema nervioso.
En nuestro cerebro una neurona desprende una pequeña cantidad de substancia química(neurotransmisor) que recoge otra neurona, a la vez se excita y envía el mensaje a otra neurona. Cuando un neurotransmisor es escaso o se da en exceso ocurre que, la neurona no se excita o se excita demasiado, con lo que se produce un desequilibrio entre los neurotransmisores.

Se conoce que un ambiente estresante y desorganizado puede acentuar la hiperactividad. Un niño con ambiente familiar organizado y sosegado sigue siendo hiperactivo. Esto nos conduce a no conocer con certeza las causas reales de la hiperactividad.

1 comentario:

Lecturas dijo...

En primer lugar quisiera agradecerte la cita de mi blog (www.blogoteca.com/lecturasdetdah), que he descubierto en estos días.

Me gustaría hacer algunos comentarios pues debo decir que al leer la entrada “Les causes del TDAH són desconegudes” no reconozco en su contenido un resumen de lo que aparece colgado en mis posts (o quizás es que me he explicado muy mal!!)

Si mal no recuerdo, existe en mi blog un post en el que se habla de las causas del TDAH. Es un fragmento de una conferencia de Russell Barkley en el que él expone elementos causales del TDAH (en este caso yo me limité a traducirlo).

En todo caso, si tuviese que resumirlos así, de memoria, diría que hace referencia a causas neurológicas y las desmenuza en adquiridas (tanto pre, como postnatales) y heredadas (que serían la mayoría de los casos).
Luego Barkley analiza hallazgos neuroanatómicos (córtex prefrontal y ganglios basales) en los que las personas con TDAH parecen tener afectación según diversos estudios.

Es decir, estas áreas cerebrales tendrían menor tamaño que el esperable. (Otro post en el blog también hacía referencia a retraso en la maduración cortical que se da en las personas con TDAH con respecto a los que no tienen este cuadro).

Finalmente Barkley comenta hallazgos neurofisiológicos en torno al funcionamiento de dos neurotransmisores: la dopamina y la norepinefrina. Subrayando que, aunque no se conoce con exactitud el papel de cada uno, ambos parecen estar implicados en la existencia del TDAH.

Desde luego se puede desarrollar lo anterior muchísimo más, pero en mi opinión creo que aunque de manera clara no podamos decir que esté completamente establecida la causalidad del TDAH, tampoco podemos afirmar que exista en la actualidad un absoluto desconocimiento de las causas del mismo como titulas tu post.

Por otra parte, no recuerdo haber tratado en ningún lugar el tema del “temperamento”. Desde luego desconozco las investigaciones que citas según las cuales “existen diferencias temperamentales entre un recién nacido hiperactivo y otros niños”. En absoluto digo que no existan, pero yo las desconozco.

Por último, sí debo decir que coincido en las últimas afirmaciones que realizas en el sentido de que un ambiente familiar sosegado y organizado no hace que un niño deje de tener TDAH, aunque desde luego, como bien dices, un ambiente estresante y desorganizado exacerbará los problemas del niño.

Saludos cordiales
Para cualquier comentario: lecturasdetdah@gmail.com